miércoles, 23 de enero de 2013

Reyes magos

Se celebra el día 6 de enero, y recuerda la adoración de los Reyes magos al niño Jesús.
Tal y como nos cuentan los Evangelios unos magos de oriente fueron en caravana a adorar al niño Dios. Fueron orientados por una estrella y le llevaron como dones oro, incienso y mirra. Aunque en el Nuevo testamento no aparecen los nombres, se les ha llamado Melchor, Gaspar y Baltasar.

Como recuerdo de estos presentes de los Reyes al Niño, es tradición que los niños reciban regalos de los Reyes el 5 de enero por la noche.

Los niños viven con mucha ilusión esta fiesta.

Días antes escriben sus cartas a los Reyes, donde piden los regalos que les gustaría recibir y recuerdan también lo buenos que han sido durante el año. Las cartas las meterán en los buzones o se las darán directamente a los pajes de los Reyes.

El 5 de enero por la noche, los niños preparan la llegada de los Reyes a sus casas. Dejan sus zapatos debajo de la chimenea donde los Magos les dejarán sus regalos. En muchas casas los niños les preparan un poco de dulce y agua para sus camellos. Y se acuestan muy pronto para no ver a sus majestades, ya que como cuenta la tradición si los niños ven a los Reyes, no recibirán regalos.
Al día siguiente por la mañana, los niños (y también muchos adultos) reciben sus regalos. Los Reyes suelen dejar una gran fiesta: chucherías, confeti...

El 6 de enero es costumbre desayunar Roscón de Reyes, que consiste en una torta rellena de nata y que muchas veces contienen una figura pequeñita.

Aunque podemos ver a los Reyes en algunos centros comerciales, donde nunca falla su visita es el 5 de enero por la tarde, en la Cabalgata de Reyes. Suelen ir en carroza o montados a caballo, y visten largos mantos y coronas.

Recordamos que hay un santuario muy importante en México, donde se venera a los Santos Reyes. Está situado en la ciudad de Tizimín, en el Yucatán. Y es visitado por millones de personas de todo el mundo, durante las fiestas navideñas


No hay comentarios:

Publicar un comentario